5 piscinas atractivas en las azoteas de Nueva York

Destinos

En la ciudad que nunca duerme, las mejores vistas a su resplandeciente skyline son desde arriba. Muchos de los miradores más top de la ciudad de Nueva York también cuentan con piscinas al aire libre. Sin duda, el mejor sitio para refrescarse y relajarse si has llegado en un vuelo en época de calor. Ve a cualquiera de estas piscinas en azoteas y compruébalo en vivo y en directo.

1 Hotel Brooklyn Bridge

Disfruta de vistas panorámicas a Manhattan mientras te tomas el cóctel especialidad de la casa

Disfruta de vistas panorámicas a Manhattan mientras te tomas el cóctel especialidad de la casa

El 1 Hotel Brooklyn Bridge es un hotel con conciencia ecológica y fachada futurista de cristal situado a orillas del río Este de Nueva York. A pocos pasos del Puente de Brooklyn, ofrece una de las vistas más codiciadas de la ciudad. La mejor perspectiva es desde el décimo piso... y desde la fina piscina que da al río, con los altísimos rascacielos de Manhattan al fondo. La panorámica desde el bar The Brooklyn Heights Social Club, situado junto a la piscina, es impresionante. Y más si la disfrutas con un cóctel de autor en una mano y un rollito de langosta en la otra. Y saluda a la Estatua de la Libertad, justo en la línea que dibuja el horizonte.

Sixty LES

En la parte inferior de esta piscina de la azotea hay una imagen de Andy Warhol

En la parte inferior de esta piscina de la azotea hay una imagen de Andy Warhol

Entre las calles del Lower East Side, en tonos arena y con aires glamurosos, se encuentra el Sixty LES, un refugio con piscina en la azotea y mucho arte. En la planta superior hay una piscina pequeña de aguas azules que dejan entrever una imagen de Andy Warhol pintada en el fondo. La zona de la azotea está decorada con detalles metálicos, en consonancia con los modernos interiores del hotel. Puedes alquilar una cabañita junto a la piscina, un espacio tranquilo con área de bar, sistema de sonido envolvente y zona de refrescos bien surtida. Ideal para ir con amigos y amigas. Coge fuerzas disfrutando de una selección de platos del restaurante japonés del hotel, vive la noche al máximo y recupérate por la mañana en una de las muchas tumbonas.

The Williamsburg Hotel

Relájate en las tumbonas a rayas o pasa el rato en la cafetería de la azotea

Relájate en las tumbonas a rayas o pasa el rato en la cafetería de la azotea

La esencia cool del The Williamsburg Hotel se respira en todos sus rincones. El hotel, obra de los mismos arquitectos del Soho House Berlin, es un alojamiento moderno con una clase innata. Y la piscina sigue esa misma línea: una larga franja aguamarina se extiende por la planta superior y está rodeada de tumbonas a rayas y plantas. Disfruta de una de las panorámicas más preciadas de Nueva York, de la majestuosa Manhattan y de la arquitectura típica del barrio de Williamsburg, donde el ladrillo rojo es protagonista. Después de darte un chapuzón, tómate algo en la terraza, en la cafetería de la azotea. Intenta quedarte hasta que el sol se ponga y ve a la torreta de agua del hotel, un curioso lugar donde bailar hasta bien entrada la noche.

Royalton Park Avenue

Esta piscina de la azotea luce especialmente bonita por la noche gracias a las guirnaldas de luces

Esta piscina de la azotea luce especialmente bonita por la noche gracias a las guirnaldas de luces

El Royalton Park Avenue fue anteriormente el Gansevoort Park Rooftop. Aunque el nombre haya cambiado, la azotea sigue siendo un imán para los neoyorquinos enamorados de los sitios de moda. La piscina del Park Avenue está en la planta 20 del hotel. Lo que se encuentra ahí arriba es un verdadero oasis: una piscina de 12 metros rodeada de tumbonas junto a una pared cubierta de hiedra. La piscina es un lugar mágico por la noche, cuando las guirnaldas de luces que se entrecruzan en el cielo y las velas de las mesas se iluminan mientras el Empire State Building brilla al fondo. Estas vistas, la panorámica clásica del perfil de Nueva York, son aún más inolvidables cuando se combinan con los deliciosos cócteles que se sirven en el bar de la piscina.

The William Vale

Los cócteles de autor y las vistas a Manhattan son los principales reclamos de este alojamiento

Los cócteles de autor y las vistas a Manhattan son los principales reclamos de este alojamiento

Como era de esperar, en Brooklyn se encuentra una de las piscinas más elegantes de Nueva York. El The William Vale es un recién llegado al barrio de Williamsburg y ofrece una visión del futuro. La piscina de este hotel sienta un nuevo precedente y cambia las reglas del juego en lo que a diseño se refiere: sus más de 18 metros de largo la convierten en la piscina de hotel más grande de la ciudad. La piscina, en una zona que combina tonos azules con grises claros, da al río Este y ofrece una vista majestuosa de Nueva York. Es un lugar acogedor para todo tipo de personas, familias incluidas, que seguro que aprecian el servicio de socorrista. Pero el punto fuerte es el Westlight, el bar de la piscina. La especialidad de la casa son los cócteles de autor. Destacan el mai tai congelado y el margarita con pepino. Disfruta tomándote algo aquí, en el piso 22, y brinda por ese panorama sin límites que se despliega ante tus ojos. Que no se te olvide comer, por supuesto. El restaurante del hotel ha sido galardonado y está especializado en platos italianos típicos de costa preparados con técnicas de cocción a la leña. El enfoque y la exclusividad que solo se pueden esperar de un hotel de Williamsburg.

Hemos elegido estos artículos para ti

5 de los mejores parques acuáticos de EE. UU.

Los parques acuáticos más recomendados de Estados Unidos para disfrutar en familia.

Calidad-precio ante todo: viajar más por menos

Se priorizará la relación calidad-precio y se elegirán la transparencia y flexibilidad.

Redescubre los pequeños placeres de la vida

Los viajeros están preparados para descubrir el mundo desde una nueva perspectiva.

Los mejores parques nacionales del Reino Unido

Sal de casa y disfruta de unos paisajes naturales impresionantes en tu próxima escapada.

Camí de Cavalls: ruta a pie para estas vacaciones

185 kilómetros de camino para recorrer de forma única la isla de Menorca.

Maravillas naturales del norte y centro de España

Parques y espacios verdes ideales para retomar el contacto con la naturaleza.