Cambiar idioma

Destinos en auge entre los españoles

El viajar se asocia a menudo con aires de cambio y rejuvenecimiento. Para aquellos viajeros que quieren empezar una nueva etapa, hemos reunido una serie de destinos de todo el mundo que han experimentado un nuevo despertar recientemente. Gracias a un periodo de auge económico, esplendor artístico o contexto político favorable, estas ciudades han captado la atención de los amantes de los viajes.

A continuación te presentamos ciudades de todo el mundo cada vez más presentes en el radar de los viajeros españoles.*

La Habana, Cuba

Los coches retro y las casas de color pastel caracterizan la ciudad de La Habana

Los coches retro y las casas de color pastel caracterizan la ciudad de La Habana

Este 2019 hará 500 años que se fundó La Habana, una razón tan válida como cualquier otra para visitar esta vibrante ciudad, que ahora está recibiendo más turismo que nunca. Una buena idea es empezar con una visita a La Habana Vieja, donde te encontrarás, por ejemplo, el Capitolio Nacional, un magnífico edificio neoclásico de mármol que ha recuperado todo su esplendor tras haber sido restaurado. Aquí las calles son adoquinadas y las plazas rebosan de animadas cafeterías con música cubana y edificios con fachadas de piedra erosionada.

Pero gran parte del atractivo de la capital cubana se encuentra fuera del casco histórico, en sus casas ruinosas de mosaicos y colores pastel, los coches desvencijados y los locales acogedores, sin olvidar el Bosque de La Habana, una densa selva que crece a lo largo del río Almendares, donde los enormes árboles jagüey se entrelazan sobre una alfombra de color verde brillante.
Alójate en una casa particular, como la de Doña Isabel La Giraldilla, y deja que tu familia anfitriona te recomiende mercados, bares de cócteles y mucho más.

Lecce, Italia

A Lecce se la conoce como la “Florencia del sur” por sus impresionantes edificios barrocos

A Lecce se la conoce como la “Florencia del sur” por sus impresionantes edificios barrocos


La ciudad pullesa de Lecce, situada en la región de Salento, en el tacón de la bota, recibe el apodo de la “Florencia del Sur”, por el desorbitado número de vistosos edificios barrocos que alberga.
En cada esquina, los querubines, las flores y las piezas de fruta adornan las fachadas de tonos pálidos, construidas con pietra leccese. La mejor manera de visitar este museo al aire libre es a pie, parándose de vez en cuando en los restaurantes locales escondidos en el laberinto de callejuelas para reponer fuerzas con una especialidad de la zona. También conocida como “cucina povera” (cocina pobre), la tradición culinaria de Lecce apuesta por los ingredientes de temporada, producidos en la localidad, como las fave, el cordero, el hinojo y el calabacín, que se combinan con orecchiette (pasta con forma de oreja) para dar lugar a platos tan sencillos como sabrosos. Otra de las especialidades locales es el caffè in ghiaccio con latte di mandorla (café con hielo y leche de almendra), una manera fabulosa de empezar el día, sobre todo cuando se toma en una terraza del centro de la ciudad. Cuando te canses de apreciar su arquitectura, puedes visitar alguna de las bonitas playas que se encuentran a menos de 10 km. Alójate en una suite con paredes de piedra y espejos flotantes vanguardistas en el Palazzo Sant'Anna Lecce.

St Paul’s Bay, Malta

Relájate en las calas cercanas a St Paul’s Bay

Relájate en las calas cercanas a St Paul’s Bay


La modesta ciudad de St Paul’s Bay, que lleva el nombre del apóstol, se encuentra en la costa septentrional de Malta y en su puerto descansan las barcas de los pescadores. Es una localidad tranquila, en la que la vida transcurre lentamente, conocida por su club de waterpolo y por su idoneidad para practicar buceo. Entre visitar iglesias antiguas y tumbarte en la playa, probablemente también te apetezca probar los pastizzi (hojaldres rellenos), la pasta con marisco o los vinos de la zona en alguno de los locales con vistas a la bahía. Termina el día con un postre de la fábrica de helados Sottozero, en Buġibba Square. Para aprovechar al máximo las vistas de la ciudad, disfruta del sol en la terraza del moderno y céntrico First Class Apartments Ta' Martin.

Busan, Corea del Sur

Visita los mercados de Busan y prueba las delicias callejeras, como el “gimbap”

Visita los mercados de Busan y prueba las delicias callejeras, como el “gimbap”

Si bien Busan se encuentra a tan solo dos horas y media de Seúl, poco tiene que ver con la capital de Corea del Sur. Es cierto que ambas ciudades tienen un alto nivel de desarrollo y en las dos abundan los rascacielos y los carteles con luces de neón, pero Busan es más tranquila. También llamada la “capital de verano de Corea del Sur”, esta ciudad portuaria es conocida por sus aguas termales, templos, playas y marisco, y desde aquí puedes llegar a Japón en hidroala en tan solo un par de horas. Muy práctico. También tiene fama de ser más discreta que la cosmopolita Seúl. Aquí la gente bebe soju (una bebida destilada de color claro) y pasea por los mercados de comida locales cuando se pone el sol. No te vayas sin visitar BIFF Square (donde se celebra el Festival Internacional de Cine de Busan), pues aquí podrás probar la especialidad local “Ssiant Hotteok”, una tortita frita rellena de miel, trocitos de cacahuetes, pipas y pasas. Alójate a poca distancia a pie de Gwangbok-Dong, la principal calle comercial, en el estiloso K 79 Guesthouse.

Nusa Penida, Indonesia

La idílica playa de Kelingking, a la que se accede por un empinado camino

La idílica playa de Kelingking, a la que se accede por un empinado camino

La isla de Nusa Penida, eclipsada durante tiempo por su vecina, Nusa Lembongan, está ganando popularidad entre los turistas extranjeros. Su gran atractivo reside en su belleza natural, que abarca desde paisajes kársticos hasta volcanes enormes, como los de Agung y Rinjani, o calas de arena blanca de una perfección inverosímil, como la de Atuh Beach. Empieza tu viaje caminando hasta el mirador de Kelingking (para después descender por un empinado camino hasta una playa paradisíaca), donde podrás deleitarte con la vista de los acantilados blancos de tiza y la hipnótica arena, que contrastan con el verde de la selva y el azul turquesa del mar. El buceo es una de las actividades más solicitadas de la isla y en Manta Bay, uno de los mejores lugares para probarlo, podrás hacerlo rodeado de mantas. También se pueden practicar senderismo y ciclismo, hacer tirolina, visitar templos remotos y atravesar los manglares en barco. Después de un día de aventuras, relájate en una bañera privada al aire libre en Kompyang Cottage.

** Los analistas de datos de Booking.com examinaron las ciudades que registraron un mayor aumento interanual de reservas entre 2015 y 2018 (considerando 500 reservas como el mínimo inicial de referencia).