Cambiar idioma

Destinos para aprender a cocinar

¿Qué mejor forma de conocer una cultura que a través de su cocina? ¿Y si en lugar de limitarnos a saborear sus platos aprendiésemos a cocinarlos? Si la gastronomía es una de tus pasiones, echa un vistazo a los siguientes destinos, donde tendrás la oportunidad de aprender a preparar algunas de las especialidades que han dado la vuelta al mundo.

Udaipur, India

Pasea por el mercado local y descubre los secretos de la cocina india

Pasea por el mercado local y descubre los secretos de la cocina india

Considerando el tamaño descomunal de la India, no es de extrañar que cada región tenga sus particularidades culinarias. Si bien las legumbres, el curry y el arroz están presentes en todo el país, la diferencia reside en la manera de prepararlos, que da lugar a recetas verdaderamente singulares. Por eso, aprender a cocinar aquí puede ser una tarea titánica, a la par que muy gratificante. Dirígete a Udaipur, una ciudad en el estado de Rayastán, en el norte del país, para probar y preparar los platos más conocidos de la cocina india, como las crujientes samosas (empanadillas saladas), el paneer makhani (queso indio sobre una base de de tomates y crema), el murgh makhani (pollo preparado con mantequilla), los biryanis (plato de arroz con carne y especias) y el chana masala (curry de garbanzos y tomate con especias). En cuanto a cursos de cocina, hay un par de opciones muy buenas. Si buscas una experiencia de calidad superior, te recomendamos The Leela Palace: aquí, el chef del hotel te acompañará al mercado local y te enseñará los secretos de la cocina rayastaní. Si prefieres algo más sencillo, la tienda Spice Paradise, de gestión familiar, en Jodhpur es una buena opción: podrás pasar la tarde preparando naan, daal, biryani de verduras y palak paneer, con un buen vaso de masala chai.

París, Francia

Aprende de una de las culturas gastronómicas más revolucionarias del mundo

Aprende de una de las culturas gastronómicas más revolucionarias del mundo

Aprender a cocinar en París es hacerlo en una de las culturas gastronómicas más revolucionarias y duraderas del mundo. La capital francesa reúne trucos y particularidades culinarias de todo el país, desde cómo amasar una galette (en el norte) hasta cómo guisar un plato de bœuf à la bourguignonne (en el este), preparar un confit de pato (en el oeste) o hacer una bouillabaisse (en el sur). Es imposible aprenderlo todo en una sola clase, pero la escuela de cocina La Cuisine Paris es un buen lugar para empezar. Situada en frente de Notre Dame, al otro lado del río, ofrece una variedad de cursos exprés que incluyen almuerzos propios de un bistró francés, recetas para la cena e incluso clases técnicas para quienes quieran ponerse a prueba. Sus tours gastronómicos a pie también son ideales para abrir apetito y conocer las tiendas y los mercados de Le Marais y Les Halles. Otra opción son las clases en inglés del Cook’n With Class, en el barrio bohemio de Montmartre, donde podrás atreverte con la repostería y panadería (la típica baguete, croissants de mantequilla, deliciosos macarons...). La Maison Lepic Montmartre es el lugar ideal para descansar con el estómago lleno.

Hoi An, Vietnam

Da una vuelta por el mercado antes de ponerte manos a la obra en Hoi An

Da una vuelta por el mercado antes de ponerte manos a la obra en Hoi An


Vietnam es un referente mundial en puestos de comida en la calle. En la ciudad de Hoi An, en el norte, verás numerosos restaurantes a pie de carretera, vendedores ambulantes cargados de baguetes con carne, hierbas y chile, y cafeterías que sirven el cremoso y consistente “café con huevo”. Después de dar una vuelta, acércate a Gion Cookery School, donde podrás entrar en contacto con los platos tradicionales, como el pho, el banh xeo (tortitas al vapor), los rollitos de primavera o el pescado fresco envuelto en una hoja de plátano. Uno de los principales atractivos de muchas de las clases de cocina vietnamita es el tour previo por el mercado para comprar los productos necesarios. Además, la Gion Cookery School se caracteriza por su ambiente acogedor, al que contribuye el karaoke, que pone punto final a la noche. Si buscas una experiencia aún más auténtica, algunas familias ofrecen clases y tours por el mercado, además de la oportunidad de cocinar y comer con toda la familia. Después de tanto trabajar, date un respiro en el Hoi An Odyssey Hotel.

Ciudad de México, México

Disfruta de los tacos y las tortillas caseras

Disfruta de los tacos y las tortillas caseras

La cocina de México, con su toque picante y sus notas de chile, ha reconfortado los corazones y los estómagos de foodies de todo el mundo. Ciudad de México es un lugar tan bueno como cualquier otro para iniciarse en la comida tradicional mexicana, sobre todo, si eliges Casa Jacaranda, en el floreciente barrio de Roma. Se trata de una casa de estilo contemporáneo que alberga una escuela de cocina de talla mundial. Con dos chefs al mando, la escuela está especializada en comida mexicana clásica y de temporada, y sus cursos suelen ser de un día. Empezarás con un tour por el mercado, en busca de los mejores aguacates y chiles. Ya de vuelta en la escuela, prepararás cochinita pibil (cerdo marinado en hojas de plátano), adobo (salsa hecha con especias, tomates y chiles secos) y una mezcla de tacos de pescado y cerdo acompañados con salsas de temporada y tortillas caseras. Para terminar, la cena en la azotea, bajo las hojas de la jacaranda, pondrá la guinda al pastel. Deléitate con la variedad de platos que has preparado, mientras el chef prepara una mezcla de tequila con bebidas a base de mezcal para acompañar la comida. Una vez saciado tu apetito de comida y bebida, disfruta de un merecido descanso en Casa Colima.

Hay mucho más por descubrir