Cambiar idioma

Escapadas románticas alternativas

Planear una escapada romántica de fin de semana cuando estás perdidamente enamorado pero odias los clichés puede ser una tarea ardua, así que aquí tienes unos destinos alternativos ideales para quienes no soportan la ñoñería romántica.

Nápoles, Italia

Pompeya con el Monte Vesubio de fondo

Pompeya con el Monte Vesubio de fondo

Pompeya, situada bajo la atenta mirada del Monte Vesubio, fue escenario de una de las erupciones volcánicas más famosas de la historia. Piérdete por las calles de esta antigua ciudad romana y verás varias muestras de la fuerza destructora de la naturaleza, además de imaginar cómo la animada vida de esta zona alcanzó un punto muerto en ese momento del pasado.

Esta propuesta es diametralmente opuesta a cualquier idea de escapada romántica, pero la impresión que te llevarás sobre este momento de la historia es tan intensa y única que vale la pena compartirla. Al terminar tu día, podrás disfrutar de una cena íntima en Home Max. Las velas son opcionales y la impresionante puesta de sol está garantizada.

Tokio, Japón

El perfil urbano de Tokio

El perfil urbano de Tokio

Si lo que quieres es evitar los topicazos románticos, visitar un país donde hay manifestaciones en contra del amor es una apuesta segura. Aunque no te guste participar en protestas, Tokio sigue siendo uno de los destinos más codiciados por aquellas personas que quieren salir corriendo cuando oyen la palabra “romance”, ya que esta ciudad tiene propuestas para todos los gustos y aficiones.

Después de un largo día de compras, restaurantes y visitas a lugares de interés, podrás acurrucarte en silencio y en buena compañía con un libro en Book and Bed. También podrás optar por pasar la velada en el Park Hyatt Tokyo, la emblemática localización de una de las películas que hay que ver sí o sí antes de ir a Japón: Lost in Translation.

Anglesey, Gales

La Isla Puffin en Gales

La Isla Puffin en Gales

Gales es un destino en el que la fecha para celebrar el amor es distinta a la del resto del mundo. Los galeses tienen el día de San Dwynwen, el patrón de los enamorados, el 25 de enero, una alternativa ideal para celebrar San Valentín en otra fecha.

Los viajeros que quieran huir de todo el ambiente romanticón, sobre todo quienes se irritan con tanto corazón y tanta florecilla, estarán encantados en Anglesey. Es la isla más grande de Gales y cuenta con numerosos lugares de interés histórico, además de tener unas vistas preciosas al mar. Si quieres ir aún más lejos, puedes acercarte a la Isla Puffin, a un corto trayecto en barco.

Rotorua, Nueva Zelanda

El Valle de Whakarewarewa, en Te Puia, Nueva Zelanda

El Valle de Whakarewarewa, en Te Puia, Nueva Zelanda

La actividad geotérmica de la zona de Rotorua ha motivado el alias con el que se conoce a este destino neozelandés: “La ciudad de azufre”. Aquí encontrarás uno de los emblemas de la cultura maorí, el géiser Pohutu, que se eleva hasta alcanzar los 30 metros. Vista el Valle de Whakarewarewa, en Te Puia, y podrás admirar los lodos hirvientes y las erupciones de los géiseres, que se producen de manera regular.

Aunque su actividad geotermal es impresionante, es posible que quieras alejarte de todo ese bullicio durante un tiempo. Reserva unas noches en estos apartamentos y sácale todo el partido a su piscina, climatizada con energía geotérmica.

Ruta en coche

El Hardknott Pass en Cumbria, Reino Unido

El Hardknott Pass en Cumbria, Reino Unido

Los viajes en coche son una buenísima manera de pasar tiempo juntos sin caer en la trampa del trillado fin de semana romántico. Elige unos escenarios de infarto y rutas que se hayan hecho famosas gracias a algún viajero carismático.