Cambiar idioma

Formas peculiares de ver mundo

La manera de moverte por el destino que has elegido puede ser tan importante como la forma de llegar allí. Con esto en mente, hemos recopilado algunas de las opciones de transporte público menos conocidas, más peculiares y más maravillosas del mundo.

Cyclo, Vietnam

Un cyclo en las calles de Hanói, en Vietnam

Un cyclo en las calles de Hanói, en Vietnam

Los “cyclos” o carritos orientales con pedales se utilizan en todo el mundo, pero en Vietnam son casi un modo de vida. Conocidos localmente como xích lô, estos bicitaxi de tres ruedas irrumpieron en Vietnam durante la colonización francesa y, al contrario que los franceses, llegaron para quedarse.

Los pasajeros (normalmente uno, aunque pueden caber dos) se sientan en la parte frontal y el conductor va detrás, propulsándolos a toda velocidad a través del alocado tráfico de Hanói, Ho Chi Minh City, Nha Trang y otras ciudades vietnamitas.

Un consejo: elige una calle tranquila, apartada del centro, para tu primer viaje en cyclo. También es mejor confirmar el precio antes de subirse; a la hora de regatear, lo normal es ofrecer un tercio del precio que piden. Otra opción es pedir al personal del Golden Cyclo Hotel que te organicen el traslado.

Autobús-bosque de Taipéi, Taiwán

Dome of Light en Taipéi, Taiwán

Dome of Light en Taipéi, Taiwán

El “autobús-bosque” de Taipéi fue una exposición temporal que saltó a la fama entre lugareños y turistas, razón por la cual se está considerando convertirlo en un evento anual; así que, con un poco de suerte, podrás probar este vergel sobre ruedas. Obra del diseñador y artista floral Alfie Lin, el carácter efímero de este autobús se debió a la estacionalidad de las plantas que llevaba a bordo.

Asientos recubiertos de musgo, helechos, orquídeas y una variedad de flores locales: una alternativa al abarrotado transporte público de Taipéi con efecto balsámico.

Mientras esperas el bus de vuelta puedes visitar la llamada “cúpula de luz” (Dome of Light), en Kaohsiung. Creada para conmemorar la instauración de la democracia en Taiwán, esta construcción de vidrio de colores permanece oculta en una estación de metro de XinXing. El Light Hostel Kaohsiung, situado en las inmediaciones, toma su nombre de esta construcción.

Teleférico de Chiatura, Georgia

El teleférico de Chiatura

El teleférico de Chiatura

El teleférico de Chiatura es otro medio de transporte público único que probablemente no tardará mucho en desaparecer, aunque, considerando que popularmente se conoce como los “ataúdes voladores”, quizá no sea tan mala noticia.

Construido originalmente para transportar a los mineros por el paisaje escarpado y casi imposible de atravesar de Chiatura, este teleférico ahora oxidado se sigue utilizando en la actualidad y cuenta con al menos 17 estaciones en funcionamiento.

Como la mina de Chiatura sigue abierta, no hay muchas opciones para alojarse en las inmediaciones, pero vale la pena hacer la caminata hasta allí para disfrutar de las increíbles vistas. Pasa la noche en el Hotel Harmony at Kutaisi y levántate temprano para disfrutar del paseo en teleférico al amanecer.

Mokoro, Botsuana

Un remero conduce un Mokoro en Botsuana

Un remero conduce un Mokoro en Botsuana

El delta de Okvango, en Botsuana, es uno de los humedales más fascinantes del mundo y una de las pocas formas de atraversarlo es en “Mokoro”, un tipo de canoa ligera con espacio para dos personas.

Los remeros, como los gondoleros venecianos, se colocan en la parte trasera de la canoa. Dado que aprenden a manejar las canoas a los 7 años, hacen gala de una habilidosa conducción que protege la fauna acuática del Mokoro.

Los Mokoro son una forma maravillosa y sostenible de visitar uno de los hábitats naturales más impresionantes de África. Si quieres que el resto de tu viaje sea tan ecológico como tus opciones de transporte, alójate en Enviro Villa, en la ciudad cercana de Maun.

Mexicable de Ciudad de México, México

El Mexicable de Ciudad de México

El Mexicable de Ciudad de México

El Mexicable es un tipo de teleférico de construcción reciente que se extiende a lo largo de casi 5 km y recorre algunos de los barrios más coloridos de Ciudad de México.

El Mexicable se diseñó originalmente para aliviar el tráfico de la capital de México. La autoridad local encargó a un grupo de artistas locales e internacionales que pintasen murales llamativos a lo largo del trayecto, una iniciativa que contribuyó a que este medio de transporte ganase tanta fama entre los turistas como entre los habitantes de la ciudad, además de ayudar a rejuvenecer algunos de los barrios más descuidados hasta la fecha.

Si quieres disfrutar de una vista diferente de la ciudad, puedes alojarte en St. Regis Mexico City o ver el atardecer desde uno de sus restaurantes galardonados.