Cambiar idioma

Guía de Holbox

La isla tropical de Holbox se encuentra en la coste norte de la península del Yucatán, en [México], y está separada del continente por una laguna en la que viven flamencos. Esta isla es mucho más tranquila que algunos centros vacacionales cercanos, como Cancún o Tulum, y los coches no pueden circular. El ritmo lento de este lugar te encantará. La arquitectura del pueblo más grande se limita a techos de paja y paredes de adobe. Por sus calles llenas de chiringuitos y puestos, que venden desde zumos, a semillas de chía y atrapasueños, solo pasan buggies y carritos de golf. Si quieres conocer la mejor manera de explorar esta isla paradisíaca, sigue leyendo.

Ve a la playa

Las playas de Holbox son el paraíso en la tierra

Las playas de Holbox son el paraíso en la tierra

El motivo principal por el que la gente visita Holbox es para presenciar la belleza impresionante de sus playas, con arena blanca como la nieve, aguas cristalinas, que van del color menta al turquesa, y barcas de madera coloridas atracadas bajo las palmeras. Los días en la isla están marcados por sesiones de yoga, salidas de submarinismo para ver tortugas marinas y tiburones ballena, un buen libro en una hamaca o un margarita mientras contemplas la puesta de sol. Te quedes donde te quedes, estarás a unos 5 minutos a pie del mar y hay muchas playas entre las que elegir. La playa de Holbox cubre toda la extensión del pueblo y su zona más animada está a la altura de la plaza principal, junto al muelle de pescadores. Gran parte de la playa es privada, por lo que tendrás que comprarte un cóctel o unos tacos para poder usar las tumbonas y otros servicios. También se puede ir a Punta Mosquito y Punta Cocos, pero no nos adelantemos…

Uno de los paisajes más típicos de Holbox, las hamacas de colores sobre el mar

Uno de los paisajes más típicos de Holbox, las hamacas de colores sobre el mar

Uno de los paisajes más típicos de Holbox son las hamacas de colores suspendidas sobre el mar entre dos postes de madera. Un lugar de ensueño para pasar la tarde con un cóctel bien frío. Las puedes encontrar junto al Hotel Villas Flamingos o el Hotel Villas Tiburon.

Contempla la puesta de sol

Presencia el famoso atardecer de la isla de Holbox

Presencia el famoso atardecer de la isla de Holbox

Los atardeceres de Holbox son famosos, así que cuando empiece ponerse el sol, busca un sitio especial para ser testigo de esta maravilla de la naturaleza que culmina con un crepúsculo de múltiples colores. Puedes contemplarlo tomándote una cerveza en el muelle o, si tienes ganas de aventura, súbete en una bici o un carrito de golf (el único vehículo motorizado que encontrarás en la isla) y dirígete a Punta Cocos, una playa del extremo oeste de la isla donde se pueden ver unas puestas de sol magníficas. Date un capricho y quédate en el Holbox Casa Punta Coco, cuenta con su propia playa privada, una piscina infinita y su estética es minimalista.

Recorre la isla en bicicleta

En la isla no hay coches, solo bicis y carritos de golf

En la isla no hay coches, solo bicis y carritos de golf

Como en Holbox no hay coches, tendrás que buscar un vehículo alternativo si te apetece conocer zonas más alejadas, aunque si lo único que quieres es descansar en una hamaca, lo entendemos perfectamente. La mayoría de hoteles prestan bicicletas a sus clientes, pero también se pueden alquilar fácilmente en cualquier otro sitio. Si lo prefieres, también puedes optar por un carrito de golf, se suelen alquilar por horas o días y, normalmente, se puede regatear el precio. Una de las mejores actividades que pueden hacerse en esta isla (que es lo suficientemente pequeña para poder recorrerla enteramente en bici) es ir en carrito de golf o en bicicleta a Punta Mosquito, en la reserva natural de Yum Balam. Esta playa se encuentra en la parte este de la isla y tiene un banco de arena que es el hogar de cientos de flamencos. Ojo, son salvajes, por lo que no intentes acercarte a ellos ni esperes ningún tipo de interacción. Tendrás que aparcar el vehículo que lleves en el Hotel Las Nubes de Holbox y desde ahí caminar una hora hasta el banco de arena. Requiere cierto esfuerzo, pero vale mucho la pena. Ten en cuenta que la temporada de flamencos en Holbox es de abril de a octubre.

Descubre el arte callejero

Un mural representa el habitante más famoso de la isla, el flamenco

Un mural representa el habitante más famoso de la isla, el flamenco

Cuando pasees por Holbox seguro que verás murales de todo tipo decorando, con colores vivos y diseños surrealistas, sus edificios algo destartalados. En 2014, la isla participó por primera vez en el Festival Internacional de Arte Público (FIAP) y un grupo de artistas internacionales visitó la isla. Ni que decir tiene que, tras su paso, las calles quedaron algo más vistosas, si cabe.

Algunas cabañas de playa también están pintadas

Algunas cabañas de playa también están pintadas

Te toparás con obras a gran escala por toda isla, desde retratos a imágenes abstractas, en los lugares más insospechados.

Pásate por un chiringuito

No hay dos chiringuitos iguales, elige el ambiente que más te guste

No hay dos chiringuitos iguales, elige el ambiente que más te guste

Los bares de playa de la isla son, sin duda alguna, los lugares donde más tiempo vas a pasar, ya sea poniéndote hasta arriba de tacos o tomándote unos cócteles bien fresquitos. No hay dos chiringuitos iguales, podrás elegir el ambiente que más te guste. Algunos de los más populares son el Coquitos Beach Bar y el Rosa Mexicano. El primero cuenta con cojines colocados en la arena alrededor de mesas bajas y unos tacos de pescado sublimes, así como tostadas y música en directo. En el Rosa hay más sitio donde sentarse en la arena, lucecitas de ambiente enrolladas en las palmeras y sirven un ceviche delicado y refrescante. Alójate en el Matlali Resort & Spa si quieres disfrutar de acceso privado a una ubicación insuperable en la playa, el Eva Mandarina Beach Club.