Cambiar idioma

6 islas recónditas de España

Sin duda habrás oído hablar del lujo de Ibiza, el sol invernal de Gran Canaria y la fiesta de Mallorca, pero hay veces que lo que apetece es otra cosa. Campos de lava, playas de arena blanca vacías, dunas de formas suaves… Te presentamos seis islas españolas que más vale mantener en secreto.

Islas Cíes

En estas islas no encontrarás ni hoteles ni restaurantes

En estas islas no encontrarás ni hoteles ni restaurantes

Las tres islas del archipiélago de las Cíes, en la ría de Vigo, destacan por sus playas de arena blanca en forma de media luna con aguas de azul cobalto, enmarcadas en un fondo escarpado lleno de bosques. Lo más llamativo de estas islas es su tranquilidad (son una reserva natural), y la ausencia de hoteles y restaurantes.
Aquí, tu única compañía serán las aves marinas, que hacen un alto en su ruta migratoria. Disfruta del silencio o aprovecha el impresionante paisaje para hacer senderismo. Puedes quedarte en el camping o tomar uno de los ferris que circulan a diario, pero no olvides reservar con antelación, ya que hay aforo limitado para visitar las islas. En Vigo, la zona del puerto es muy conveniente para alojarse. Aquí encontrarás, por ejemplo, el Hotel Puerta Gamboa.

El Hierro

Los paisajes lunares y el pico de Malpaso te esperan en El Hierro

Los paisajes lunares y el pico de Malpaso te esperan en El Hierro

La isla más pequeña y suroccidental de las Canarias, El Hierro, se consideró en su día el final de la Tierra, hasta que Colón cruzó el Atlántico. Con sus acantilados escarpados, rocas en forma de arco y lagunas cerúleas, es fácil entender por qué los exploradores de épocas pasadas creyeron que habían llegado al fin del mundo. Actualmente, la conocida como “Isla del Meridiano” es más una remota puerta de acceso que una coordenada para navegantes. Además, es también la primera isla totalmente sostenible del mundo y, con sus 35 playas, ha sido declarada reserva de la biosfera por la UNESCO. Atraviesa el paisaje lunar, sube al Malpaso, adéntrate en sus enmarañados bosques y maravíllate con sus acantilados de lava y carbón vegetal, antes de sentarte a disfrutar de las vistas del océano en El Laurel, un alojamiento que parece sacado de otro mundo.

Cabrera

Descubre sus rincones ocultos y busca el castillo sobre la colina con la mirada

Descubre sus rincones ocultos y busca el castillo sobre la colina con la mirada

Si bien su historia está plagada de rebeldes, como piratas berberiscos y monjes desobedientes, en la actualidad, Cabrera es un lugar más tranquilo y despoblado, con colinas cubiertas de maleza de colores pálidos, orillas desiertas y un castillo majestuoso que refleja el paso de los años. La fauna prolifera sin intromisión humana, por lo que encontrarás lagartijas a tu paso, mientras haces senderismo o deambulas por la isla (la única manera de llegar a conocerla). El lento ritmo de Cabrera te sumergirá en un estado de calma absoluta. Para una primera visita, puedes alojarte en la Finca Es Carbo, en Mallorca, y tomar el ferri desde allí.

La Gomera

El Roque de Agando es un enorme monolito volcánico

El Roque de Agando es un enorme monolito volcánico

La Gomera tiene varios sobrenombres, como el de Parque Jurásico, debido a su paisaje virgen de bosques centenarios, que cuelgan sobre los acantilados rocosos y escarpados, como tapices hechos a medida. La Gomera tiene más de 40 miradores señalizados, pero el más destacado es el del Roque de Agando, un monolito volcánico que surge de la tierra imponente. Además, una alfombra de laurisilva cubre la isla y el Parque Nacional de Garajonay parece un bosque encantado. La Casa Rural Los Helechos, cerca de Agulo, es el lugar ideal para asimilar lo vivido. En el restaurante La Vieja Escuela, podrás saborear las delicias locales, como la parrillada de pescado y el paté de queso de cabra con especias y aceite.

Isla de Ons

Descansa sobre la arena fina antes de cenar una mariscada

Descansa sobre la arena fina antes de cenar una mariscada

La isla de Ons es otra de las joyas que esconde Galicia, un paraíso de arena blanca justo al norte de las islas Cíes. Sus cinco playas inmaculadas y su diminuta aldea enamoran al visitante. Recorre sus senderos expuestos al viento durante horas, siente la arena fina bajo tus pies y haz una pausa para sumergirte en sus aguas azul celeste. Además, en la isla se pueden degustar recetas de marisco excepcionales, como el pulpo estilo Ons, un colorido plato de pulpo con patatas, aliñado con aceite, ajo, cebolla y pimentón. Al final del día, toma el ferri hasta Portonovo para terminar relajándote en la piscina de la azotea del Royal Nayef.

La Graciosa

La Graciosa alberga algunos de los mejores lugares del mundo para bucear

La Graciosa alberga algunos de los mejores lugares del mundo para bucear

La última adición a la familia de las islas Canarias, La Graciosa, es la hermana pequeña más tranquila y resguardada, y hace honor a su nombre. Imagina playas vacías y lugares excepcionales para practicar buceo… De hecho, se dice que La Graciosa inspiró a Robert Louis Stevenson para escribir “La Isla del Tesoro”. Como no hay carreteras (ni, por lo tanto, tráfico), es un paraíso de orillas rocosas y recovecos ocultos para los amantes del senderismo, que podrán disfrutar de una ruta de poco más de 30 km. La Graciosa es la opción ideal para hacer una excursión de un día desde Lanzarote, donde puedes alojarte en Evita Beach Apartamentos, un capricho en un remanso de paz.