Cambiar idioma

Los 5 castillos más mágicos de España

El paisaje de España está salpicado aquí y allá de fortalezas medievales, ilustres ciudadelas y chapiteles con velos de arena. Si crees que cualquier tiempo pasado fue mejor, adéntrate en estos castillos y descubre su historia y arquitectura únicas. Según viajeros de todo el mundo, estos son los castillos más bonitos y con más magia del país de Cervantes.*

Castillo de Belmonte, en Belmonte

El castillo de Belmonte tiene mucho que ver con el Don Quijote de Cervantes

El castillo de Belmonte tiene mucho que ver con el Don Quijote de Cervantes

Situado en la provincia de Cuenca, el castillo de Belmonte es uno de los castillos medievales mejor conservados de España. El noble castellano Don Juan Pacheco mandó construirlo a finales del siglo XV para fortalecer su dominio en la zona. Fue prisión y monasterio años más tarde, y hoy es un imán para los turistas.

Es un castillo imponente, con torres de piedra desgastada en sus cuatro esquinas con unas vistas magníficas al paisaje bañado por el sol. Dentro, podrás volver al pasado y disfrutar de duelos medievales y de recreaciones históricas. Pasa el día visitándolo y descansa en el Insula Barataria, con una piscina con vistas al castillo.

Castillo de Cardona, en Cardona

Este castillo fue un gran bastión de la resistencia

Este castillo fue un gran bastión de la resistencia

El castillo de Cardona tiene miles de años de historia, pero no fue hasta el siglo XI que se convirtió en el coloso que es hoy. Los duques de Cardona, también conocidos como los “reyes sin coronas” o “señores de la sal” (porque tenían una explotación en la cercana montaña de la Sal), se mudaron allí y construyeron la iglesia románica lombarda de Sant Vicenç, los claustros y el resto de edificios del recinto. Gracias a sus inversiones, el castillo se convirtió en una de las fortalezas más impenetrables de España, y aún hoy visitarlo es toda una experiencia. Sube a la torre más alta, la torre de la Minyona, para admirar las vistas a la montaña de la Sal y al paisaje de los alrededores.

¿Lo mejor? ¡Puedes dormir dentro! Imagínate recorriendo el castillo arriba y abajo como un noble del siglo XI, a salvo tras las murallas y las almenas de este puesto de avanzada de Cataluña. También podrás darte un buen festín en el comedor medieval del Parador de Cardona.

Castillo de Peñafiel, en Peñafiel

El castillo de Peñafiel, muy característico por su forma alargada y estrecha

El castillo de Peñafiel, muy característico por su forma alargada y estrecha

El castillo de Peñafiel es una fortaleza situada en la cima de una colina que domina la pequeña localidad de Peñafiel. Conocido como “el Buque”, el castillo es famoso por su forma alargada, que abarca toda la cima de la colina. Empezó siendo un puesto fronterizo entre la Castilla medieval y el sur morisco. Fue construido en el siglo XI y, más tarde, fue fortificado por el famoso noble Don Juan Manuel.

Contempla las vistas al Duero desde este majestuoso castillo y visita luego el Museo Provincial del Vino de Valladolid, lugar de peregrinaje para los amantes del vino. Después de cenar y beber como se merece, pasa la noche en la Finca Valdobar, con apartamentos con un toque rústico e industrial.

Castillo de Xàtiva, en Xàtiva

El castillo de Xàtiva se divide en dos: el castillo Menor (Castell Menor) y el castillo Mayor (Castell Major)

El castillo de Xàtiva se divide en dos: el castillo Menor (Castell Menor) y el castillo Mayor (Castell Major)

El castillo de Xàtiva, en la colina de la sierra del Castell, juega a tocar las nubes. Esta antigua fortaleza es el resultado de una curiosa mezcla de estilos, desde el gótico hasta el islámico. Se encuentra en la Vía Augusta, la antigua calzada romana, estuvo en manos moriscas y cristianas, y su ubicación era de gran importancia estratégica. A lo largo de la historia, se ha utilizado como cárcel y como puesto base para campañas militares.

Para visitar el castillo, ponte un buen calzado y prepárate para caminar cuesta arriba. La recompensa son unas vistas sensacionales y la posibilidad de visitar dos castillos: el Castell Menor, el más antiguo y con influencias ibéricas; y el Castell Major, con fuentes árabes y una capilla gótica. Aprovecha la visita para probar una cerveza local en el restaurante Mirador del Castell. Luego, descansa en el hotel Mont-Sant, que ocupa una antigua casa de campo.

Palacio de los Reyes de Navarra de Olite, en Olite

Siéntete como la realeza mientras contemplas los jardines colgantes

Siéntete como la realeza mientras contemplas los jardines colgantes

El Palacio Real de Olite es sinónimo de lujo y extravagancia. Fue sede de la Corte de Navarra y la joya de la corona del antiguo Reino de Navarra.

Chapiteles de color azul cielo entre torres de color arenoso, y un jardín colgante de 20 metros de altura que se encarama por los muros del palacio bastan para enamorarte de este sitio. Solo la reina tenía acceso a este oasis verde, pero ahora tú puedes vivir tu propio cuento de hadas mientras paseas por el castillo y por el centro histórico amurallado de Olite. Para una noche de lo más plácida, alójate en el Parador de Olite.

**Los analistas de datos de Booking.com han utilizado datos internos para desvelar cuáles son los castillos más recomendados de España.