Cambiar idioma

Las 5 mejores islas para visitar en barco

Echar el ancla en calas desiertas, bucear en aguas transparentes, cenar al aire libre, tomar el sol en cubierta… son solo algunos de los pequeños placeres de unas vacaciones en el mar. Tanto si tienes el título para manejar tu propio barco como si decides contratar los servicios de un capitán, este medio de transporte te permitirá llegar a lugares que suelen ser inaccesibles de otro modo.

¿Qué te parecería nadar cerca de las playas de arena blanca del archipiélago balear? ¿Y circunnavegar Zanzíbar en un catamarán? Sigue leyendo para saber cuáles son las cinco mejores islas del mundo para ir en barco.

Mallorca, España

Echa el ancla cerca de la arena blanca de cala Mondragó, resguardada por una reserva natural

Echa el ancla cerca de la arena blanca de cala Mondragó, resguardada por una reserva natural

Mallorca es la isla más grande del archipiélago balear, al este de la España peninsular, y es ideal para unas vacaciones en barco, tanto para principiantes como para expertos. Basta una semana para circunnavegarla a buen ritmo y dos para hacerlo con más calma. Lo recomendable sería lo segundo, para poder detenerte en algunos de los mejores puertos y calas. Tienes la opción de alquilar un yate en la capital, Palma, o un barco con capitán. Debido a los vientos que soplan, es aconsejable navegar en el sentido contrario a las agujas del reloj. Una de tus primeras paradas debería ser la cala Mondragó, de arena blanca, que se encuentra al abrigo de una reserva natural. Echa el ancla cerca de la costa (no hay boyas), para nadar en las aguas cristalinas, al abrigo de los dos cabos rocosos que la delimitan. Después, desembarca para caminar por el bosque de pinos y agaves, o para bucear cerca de los acantilados. Otros lugares imprescindibles de la costa este son la cala Mitjana, la larga playa de Formentor, que cuenta con pinar, y la ciudad cercana de Port de Pollença. En la costa oeste, las aguas transparentes de la cala Deià son perfectas para hacer snorkel. Antes de levar anclas, pasa la noche en el centro de Palma, en
Ramón Llull House.

Pag, Croacia

El paisaje lunar de Pag se aprecia mejor desde el agua que baña sus costas doradas

El paisaje lunar de Pag se aprecia mejor desde el agua que baña sus costas doradas

Solo 48 de las más de 1000 islas de Croacia están habitadas, por lo que todavía mantiene ese aire inexplorado. Además, recuerda en parte a la Costa Azul en los años 60, por lo que es un destino fabuloso para recorrer en barco. Si bien los lugares más turísticos, como Hvar, son comparables a St Tropez, islas como Pag son un fondeadero tranquilo incluso en plena temporada alta. Pag está cerca de la ciudad costera de Zadar y es un lugar increíblemente árido. Su paisaje lunar se admira mejor desde las aguas que bañan las costas tostadas por el sol. El Hideout Festival, que se celebra en la primera semana de julio, ha servido de reclamo a la isla, por lo que trata de evitar estas fechas (o, al menos, la playa de Zrće) si quieres disfrutar a solas de las aguas azul celeste del Adriático. Echa el ancla cerca del diminuto puerto de Tovarnele y dirígete al bistró del mismo nombre para deleitarte con una buena mariscada, saborear el queso típico de Pag y probar el aceite de oliva casero elaborado con los frutos de los árboles de la isla. Muchos de estos olivos son milenarios, lo que los convierte en unos de los más antiguos del mundo, y el aceite que resulta de sus frutos tiene una calidad y un aroma particulares que son difícilmente resistibles. Antes de emprender rumbo a tu siguiente parada, pasa la noche en tierra firme en el Boutique Hotel Intermezzo de Pag.

Zanzíbar, Tanzania

Alquila un yate o un catamarán y descubre las playas vírgenes de arena blanca de Zanzíbar

Alquila un yate o un catamarán y descubre las playas vírgenes de arena blanca de Zanzíbar

Técnicamente hablando, Zanzíbar es un archipiélago, no una isla, y es un lugar ideal para recorrer en barco. Muy cerca de la costa de Tanzania, este escenario tropical es de una perfección asombrosa. Los barcos de madera tradicionales, denominados “dhow”, descansan en la superficie de las aguas azul cian del océano Índico, que baña las playas de arena blanca. Los vientos alisios y el clima cálido lo convierten en un lugar fabuloso para pasar unas vacaciones en el mar, si bien la mejor época para navegar es de diciembre a marzo y de junio a octubre. Los dhow se llevan utilizando desde el siglo XVIII y, aunque todavía se usan para desplazarse por la zona y hacer excursiones turísticas, la mejor manera de disfrutar de Zanzíbar desde el agua es alquilando un yate o un catamarán. Si bien es complicado navegar por estas aguas (los mapas no son lo suficientemente precisos), no te costará nada encontrar un capitán experimentado que conozca bien la zona y que te podrá llevar a los lugares más remotos, como la pequeña isla de Mnemba.
Pasa los días tomando el sol en cubierta o buceando en el mar para después disfrutar del color carmesí o dorado del atardecer. Si tienes sed de aventura, participa en la Kraken Cup, una carrera de equipo iniciada por una empresa británica llamada The Adventurists en la que los equipos navegan en barcos construidos con madera de mango alrededor del archipiélago de Zanzíbar. Alójate en el Mama Root, en la playa, para experimentar el estilo de vida isleño.

Islas Bermudas, Estados Unidos

Barco es sinónimo de Islas Bermudas, un archipiélago descubierto por marineros náufragos

Barco es sinónimo de Islas Bermudas, un archipiélago descubierto por marineros náufragos

Pensar en navegar es pensar en las
Islas Bermudas, un archipiélago subtropical situado en el Atlántico Norte descubierto por un puñado de marineros náufragos. Aquí el tiempo es adecuado para adentrarse en alta mar, y las aguas son transparentes y tranquilas, perfectas para ir de cala en cala. La vista de la costa, salpicada de playas y fuertes históricos, es especialmente bella desde el mar. Además, las islas acogen una gran comunidad de marineros e importantes eventos de este tipo, como la carrera marítima más antigua del mundo (la Newport Bermuda Race) y la prestigiosa Copa de América, que cumplió su 35ª edición en 2017. Apúntate a un par de clases en uno de los numerosos clubs náuticos de la zona, o alquila un yate, catamarán, barco pesquero o lancha de esquí acuático en cualquiera de los muchos puestos de la costa; Fantasea Diving & Watersports ofrece incluso un barco con suelo de cristal para hacer snorkel por los arrecifes de coral de la isla. Alójate en el Watercolours B&B para volver a poner los pies en la tierra.

Antigua, Caribe

English Harbour se llena de mástiles durante la Sailing Week de Antigua, a finales de abril

English Harbour se llena de mástiles durante la Sailing Week de Antigua, a finales de abril

A la pequeña y paradisíaca isla de Antigua se la conoce como la capital marinera del Caribe oriental.
Los cabos y las calas de su ondulada costa proporcionan amplios fondeaderos y puertos, ideales para detenerse en la ruta por su verde costa, donde la selva tropical se mezcla con las cabañas de colores. Desembarca para probar sus aguas cálidas y tomar el sol en su arena de seda. La isla también es famosa por la Antigua Sailing Week, una regata que se celebra anualmente a finales de abril, cerca de la ciudad de English Harbour, en la costa sur. Este evento atrae a profesionales y aficionados, que compiten alrededor de la isla. Los que no participan también pueden ver el evento desde un catamarán que lo siga de cerca, lo que se conoce como “Chase the Race”. Además, el evento está amenizado por un grupo de reggae y fiestas en las que no faltará el ron. Es también una oportunidad de oro para ver embarcaciones espléndidas atracadas en todos los puertos de la isla. Durante tu visita a English Harbour, no te pierdas el clásico Copper and Lumber Store Historic Inn.