Delicias parisinas con ese "je ne sais quoi"

Comer y Beber

De las delicias de pâtisserie a los principales más sabrosos: estos son los platos que tienes que probar si vas a París.

Escargots

Caracoles en salsa de mantequilla y ajo

Caracoles en salsa de mantequilla y ajo

Jugosos, con una textura suave y un ligero sabor terroso. Los caracoles se rellenan con una deliciosa combinación de ajo y mantequilla de perejil. Luego se meten en el horno, donde ese relleno se derrite. Suelen comerse como aperitivo y directamente en el caparazón, y se sirven con unas pinzas y un tenedor especiales.

Beef bourguignon

No hay nada como un buen bourguigon de ternera cocinado a fuego lento

No hay nada como un buen bourguigon de ternera cocinado a fuego lento

Los gruesos cortes de ternera veteada se cuecen a fuego muy lento en caldo con una cantidad generosa de vino tinto de Borgoña. A la cazuela se le añade un ramillete de hierbas aromáticas, zanahorias, beicon, patatas, cebollas y ajo, y el guiso se convierte en una explosión de sabor con un aroma muy rico y profundo con el que se te hará la boca agua. Para que sea totalmente auténtica, esta receta se debe preparar con carne de vaca de Charolais, una región de Borgoña.

Croissant

Probablemente, el clásico parisino por excelencia

Probablemente, el clásico parisino por excelencia

Este dulce de masa de hojaldre y mantequilla recibe su nombre por su característica forma de media luna (“creciente”, en francés). Dorado y crujiente por fuera pero suave por dentro, el croissant admite todo tipo de rellenos dulces o salados: puede comerse, por ejemplo, con jamón y mantequilla, con jamón y queso fundido o solo, versión en la que más destaca su verdadero sabor a mantequilla y su textura hojaldrada. Si te quedas con ganas de algo más, puedes probar el pan au chocolat, un pariente lejano del croissant elaborado con una masa a base de mantequilla y con chocolate negro fundido dentro, parecido a las napolitanas.

Croque monsieur

Un plato contundente a la par que nutritivo

Un plato contundente a la par que nutritivo

Si todavía no sabes lo que es el croque monsieur, imagínate esto: dos rebanadas de pan tostado y crujiente con deliciosas lonchas de jamón jugoso y queso gruyer derretido. Esta delicia se reboza en huevo y se fríe en mantequilla, aunque también se puede servir bañada en salsa bechamel. Con un huevo frito encima se convierte en croque madame, y a la versión vegetariana se la conoce como mademoiselle. Pruebes la variante que pruebes, lo que está claro es que es un plato contundente y nutritivo.

Steak tartare

La forma más rara de comerse un filete

La forma más rara de comerse un filete

Este plato de carne cruda combina la ternera de mayor calidad con cebolla y alcaparras, aunque la lista de ingredientes puede variar, y mucho. Después de picar la carne muy fina, se sirve en el centro del plato con una yema de huevo cruda encima (la grasa del huevo complementa la carne magra a la perfección). Normalmente se sirve con patatas fritas o ensalada como acompañamiento y salsa Worcestershire o mostaza como aderezo. El toque final lo suele poner una guarnición a base de berros o un chorrito de aceite de oliva, y es muy importante mezclarlo todo (yema incluida) antes de dar el primer bocado.

Macaron

Dulces de todos los colores y sabores que te puedas imaginar

Dulces de todos los colores y sabores que te puedas imaginar

Estos pequeños dulces parecidos al merengue pueden encontrarse, en filas muy ordenadas, en cualquier pastelería francesa que se precie. Las galletas, perfectamente redondas, suaves y ligeramente crujientes por fuera, esconden un relleno dulce que se deshace en la boca. Tradicionalmente era un dulce de almendra sencillo, hasta que La Maison Ladurée empezó a experimentar con la receta original y terminó inspirando el arcoíris de sabores que tanto gusta hoy en día.

Te vendrá bien saber que en muchas pâtisseries te dejan elegir y mezclar sabores, y algunas incluso venden macarons por unidades para que los puedas probar.

Paris-Brest

Un dulce que celebra la tradición ciclista de Francia

Un dulce que celebra la tradición ciclista de Francia

Este postre con forma de rueda se cocinó por primera vez en 1910 para conmemorar la carrera ciclista París-Brest-París. Se trata de una delicada corona de pasta choux cubierta de almendras tostadas y azúcar glas, que se corta por la mitad y se rellena con una deliciosa crema de praliné. Aunque pronto se convirtió en el postre favorito de ciclistas y aficionados, hoy en día va mucho más allá del deporte y se puede encontrar en casi cualquier pâtisserie.

Crêpe

Doradas, ligeras y esponjosas, están más buenas calientes y con limón y azúcar.

Doradas, ligeras y esponjosas, están más buenas calientes y con limón y azúcar.

Aunque se las suele comparar con las tortitas, las creps son más grandes y más finas, lo que las convierte en una base muy versátil a la que se puede añadir todo tipo de ingredientes. Si te gusta el dulce, te gustarán las versiones con fresas y nata, con una buena capa de Nutella o simplemente con azúcar. Entre las recetas saladas destacan las que llevan marisco, carne, verduras y queso fundido.

Quiche

Un delicioso trozo de tarta salada

Un delicioso trozo de tarta salada

Una mezcla de huevos batidos se vierte en un molde de masa quebrada y se hornea hasta que queda dorada y perfecta. Se le suelen añadir otros ingredientes como beicon, queso, cebolla, espinacas, tomate... Las posibilidades son casi infinitas. El resultado final es una porción generosa con un relleno suave y esponjoso que se puede comer tanto fría como caliente.

Ratatouille

Un estofado de verduras lleno de sabor

Un estofado de verduras lleno de sabor

Este clásico estofado provenzal es tan saludable como sustancioso, y se prepara con una mezcla de calabacín, berenjena, tomate, pimiento rojo, cebolla y ajo troceados. Los ingredientes se saltean primero por separado y se colocan luego por capas en una sartén u olla grande con albahaca y un aliño balsámico. Por lo general se sirve como guarnición, pero se puede comer como plato principal vegetariano si se acompaña de pasta, arroz o pan.

Éclair

Un dulce cremoso y delicioso que te querrás comer en dos bocados

Un dulce cremoso y delicioso que te querrás comer en dos bocados

Estos dulces alargados se preparan con una masa choux ligera que se cubre con una gruesa capa de glaseado de chocolate y se rellena de crema pastelera o nata. Normalmente se comen para "le goȗter", una especie de merienda francesa que se toma todos los días sobre las 16:00. Estos dulces se llaman éclair (“relámpago” en francés) porque suelen acabarse en un abrir y cerrar de ojos.

Hemos elegido estos artículos para ti

Conciencia medioambiental y turismo responsable

Los viajeros empiezan a buscar formas más sostenibles de viajar.

Calidad-precio ante todo: viajar más por menos

Se priorizará la relación calidad-precio y se elegirán la transparencia y flexibilidad.

Seguridad y limpieza

Los viajeros esperan nuevas medidas de salud y seguridad para evitar el coronavirus.

5 rincones ideales para recorrer con tus padres

Redescubre el placer de viajar en familia y vivir nuevos momentos juntos.

Los alojamientos más deseados en España

Lugares que se han ganado un hueco en las listas de deseos de los viajeros.

Ruta en coche y compras con puro estilo británico

Recorre centros comerciales y conduce hasta pueblos llenos de encanto para cazar gangas.

Hay mucho más por descubrir