¡Reserva ahora y paga en el alojamiento!

Cancelación GRATUITA en la mayoría de las habitaciones

Ofertas nuevas a diario. ¡Para todos los bolsillos!

1.498.709 alojamientos en todo el mundo

Entre los que hay 834.022 opciones de alquiler vacacional 122.057 destinos en 228 países y territorios

Lugares que nos encantan en Bristol

¡249 personas desde España han recomendado Bristol para visitas turísticas! Guía de viaje de Bristol

¡Del puente de Brunel a los grafitis de Banksy!

Bristol es el 4º destino turístico más visitado de Gran Bretaña, y uno de sus lugares más conocidos es el puente colgante de Clifton, diseñado por Brunel para conectar las orillas del río Avon. Si te interesa la obra de Brunel, visita el puerto de Bristol, donde está amarrado el transatlántico SS Great Britain. Aquí también podrás conocer la historia naval de la ciudad, con leyendas sobre piratas incluidas.

En la zona de Clifton, más al norte, se encuentra el zoo más antiguo del mundo situado fuera de una capital. También podrás visitar el Museo At-Bristol y la Bolsa de Bristol (el Corn Exchange), un edificio protegido de grado I famoso por sus cuatro “uñas”, unas tablas de bronce situadas en la calle sobre las que los comerciantes hacían sus negocios. También vale la pena visitar el mercado de San Nicolás, en una plaza georgiana con varios bares donde también se celebra un mercado de Slow Food el primer domingo de cada mes. Si quieres ir de compras en Bristol, no te pierdas los centros comerciales de Cabot Circus y Cribbs Causeway, en las afueras.

Como todas las ciudades estudiantiles, Bristol cobra vida por la noche. La música en directo es casi una forma de vida en Bristol, tanto que en la ciudad han surgido varios grupos de renombre internacional. Si buscas algo más alternativo, visita el Eastside.

Las obras callejeras de Banksy en Bristol son un gran reclamo para los amantes del arte en general y de los grafitis en particular. Los diseños de este artista son como los alojamientos de Booking.com: ¡están por toda la ciudad!

El aeropuerto de Bristol y la estación de tren de Temple Meads son las principales puertas de entrada a la ciudad. La antigua línea de ferrocarril que unía Bristol y Bath es hoy en día una ruta ciclista y una forma estupenda de visitar esta zona.