Alojamiento Vuelos Vuelo + Hotel Alquiler de coches Taxis al aeropuerto

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Rotorua?

  • Lugares antiguos

    641 recomendaciones

  • Aguas termales

    11.194 recomendaciones

  • Relax

    7.793 recomendaciones

  • Cultura

    6.992 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Dunedin?

  • Lugares antiguos

    386 recomendaciones

  • Arquitectura

    4.439 recomendaciones

  • Paisajes

    4.331 recomendaciones

  • Historia

    4.112 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Christchurch?

  • Lugares antiguos

    271 recomendaciones

  • Jardines botánicos

    7.241 recomendaciones

  • Visitas turísticas

    6.140 recomendaciones

  • Gente amable

    6.029 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Wellington?

  • Lugares antiguos

    194 recomendaciones

  • Museos

    13.571 recomendaciones

  • Restaurantes

    10.605 recomendaciones

  • Cafeterías

    10.099 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Taupo?

  • Lugares antiguos

    126 recomendaciones

  • Paisajes

    8.020 recomendaciones

  • Lagos

    7.733 recomendaciones

  • Relax

    7.497 recomendaciones

Esto también es popular en Nueva Zelanda

Paisajes

Recomendado por 143.575 viajeros

Relax

Recomendado por 125.940 viajeros

Gente amable

Recomendado por 75.726 viajeros

Los mejores lugares del mundo para visitar lugares antiguos

Roma, Italia

Roma tiene más de 2.500 años de historia y una increíble belleza clásica… ¡por algo se conoce como la Ciudad Eterna! Desde el impresionante Coliseo hasta la famosa Fontana di Trevi: Roma tiene algo para todos los gustos.

París, Francia

París, la ciudad del amor, es la más visitada del mundo. Disfruta de las románticas cafeterías de Montparnasse, los animados bistrós del Barrio Latino y las lujosas tiendas de alta costura de los Campos Elíseos.

Praga, República Checa

La capital de la República Checa es un lugar mágico lleno de innumerables puentes, catedrales, cúpulas y castillos que se reflejan en el río Moldava. Afortunadamente, Praga consiguió escapar de la destrucción de la Segunda Guerra Mundial, por lo que la riqueza histórica de la ciudad y sus edificios de cuentos de hadas están intactos.