Alojamiento Vuelos Vuelo + Hotel Alquiler de coches Taxis al aeropuerto

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Trier?

  • Lugares antiguos

    4.712 recomendaciones

  • Centro histórico

    7.438 recomendaciones

  • Historia

    6.794 recomendaciones

  • Ruinas romanas

    6.659 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Cochem?

  • Lugares antiguos

    803 recomendaciones

  • Paisajes

    5.790 recomendaciones

  • Castillos

    5.461 recomendaciones

  • Pasear

    5.158 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Bernkastel-Kues?

  • Lugares antiguos

    223 recomendaciones

  • Centro histórico

    3.476 recomendaciones

  • Vino

    2.955 recomendaciones

  • Paisajes

    2.744 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Traben-Trarbach?

  • Lugares antiguos

    87 recomendaciones

  • Vino

    1.243 recomendaciones

  • Paisajes

    1.149 recomendaciones

  • Pasear

    1.136 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Bruttig-Fankel?

  • Lugares antiguos

    100 recomendaciones

  • Paisajes

    1.059 recomendaciones

  • Pasear

    1.042 recomendaciones

  • Tranquilidad

    1.034 recomendaciones

Esto también es popular en Mosela alemán, Alemania

Pasear

Recomendado por 26.018 viajeros

Paisajes

Recomendado por 25.802 viajeros

Vino

Recomendado por 25.407 viajeros

Los mejores lugares del mundo para visitar lugares antiguos

Roma, Italia

Roma tiene más de 2.500 años de historia y una increíble belleza clásica… ¡por algo se conoce como la Ciudad Eterna! Desde el impresionante Coliseo hasta la famosa Fontana di Trevi: Roma tiene algo para todos los gustos.

París, Francia

París, la ciudad del amor, es la más visitada del mundo. Disfruta de las románticas cafeterías de Montparnasse, los animados bistrós del Barrio Latino y las lujosas tiendas de alta costura de los Campos Elíseos.

Praga, República Checa

La capital de la República Checa es un lugar mágico lleno de innumerables puentes, catedrales, cúpulas y castillos que se reflejan en el río Moldava. Afortunadamente, Praga consiguió escapar de la destrucción de la Segunda Guerra Mundial, por lo que la riqueza histórica de la ciudad y sus edificios de cuentos de hadas están intactos.