Alojamiento Vuelos Vuelo + Hotel Alquiler de coches Taxis al aeropuerto

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Zanzíbar ciudad?

  • Comida local

    356 recomendaciones

  • Historia

    1.832 recomendaciones

  • Centro histórico

    1.651 recomendaciones

  • Cultura

    1.549 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Jambiani?

  • Comida local

    229 recomendaciones

  • Relax

    1.435 recomendaciones

  • Paseos por la playa

    1.416 recomendaciones

  • Tranquilidad

    1.313 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Dar es Salaam?

  • Comida local

    188 recomendaciones

  • Gente amable

    662 recomendaciones

  • Playas

    578 recomendaciones

  • Comida

    468 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Paje?

  • Comida local

    83 recomendaciones

  • Kitesurf

    1.077 recomendaciones

  • Playas

    947 recomendaciones

  • Paseos por la playa

    937 recomendaciones

¿Qué les gusta a los viajeros sobre Arusha?

  • Comida local

    71 recomendaciones

  • Safaris

    962 recomendaciones

  • Naturaleza

    436 recomendaciones

  • Gente amable

    415 recomendaciones

Esto también es popular en Tanzania

Relax

Recomendado por 10.614 viajeros

Playas

Recomendado por 10.209 viajeros

Paseos por la playa

Recomendado por 8.367 viajeros

Los mejores lugares del mundo para disfrutar de la comida local

Roma, Italia

Roma tiene más de 2.500 años de historia y una increíble belleza clásica… ¡por algo se conoce como la Ciudad Eterna! Desde el impresionante Coliseo hasta la famosa Fontana di Trevi: Roma tiene algo para todos los gustos.

Lisboa, Portugal

La encantadora Lisboa, una de las ciudades más antiguas del mundo, se construyó sobre 7 colinas y frente al río Tajo. Podrás disfrutar de un paseo único en tranvía, una actuación de Fado, un suculento plato de cocina portuguesa y… ¡mucho más!

Praga, República Checa

La capital de la República Checa es un lugar mágico lleno de innumerables puentes, catedrales, cúpulas y castillos que se reflejan en el río Moldava. Afortunadamente, Praga consiguió escapar de la destrucción de la Segunda Guerra Mundial, por lo que la riqueza histórica de la ciudad y sus edificios de cuentos de hadas están intactos.