Cómo pasar 48 horas en Las Vegas

Consejos de viaje

Podrías pasar dos semanas enteras intentando descubrir Las Vegas por completo, pero 48 horas pueden dar mucho de sí para disfrutar de la Ciudad del Pecado. El clásico plan para un fin de semana en Las Vegas es volar el viernes por la tarde y regresar el domingo por la noche. Otra opción es ir entre semana: puede salirte más barato y la teoría dice que habrá menos gente.

Alójate en el Strip

El Strip, Las Vegas

El Strip, Las Vegas

Para una escapada de 48 horas, seguramente lo mejor sea elegir un hotel que esté justo en el Strip de Las Vegas o en las inmediaciones. Hay muchísimas opciones para alojarse en Las Vegas, tantas que te costará elegir. Lo más seguro es que encuentres muchas ofertas atractivas, siempre y cuando reserves con algo de antelación.

Algunos hoteles con casinos hacen descuentos más que importantes en sus habitaciones. Suponen que gastarás más dinero apostando que en el alojamiento en sí. Y, dependiendo de tu suerte, puede que tengan razón.

Disfruta de un espectáculo o haz un tour

Cirque du Soleil, Las Vegas

Cirque du Soleil, Las Vegas

Que no te vas a aburrir ni un minuto durante tu estancia de 48 horas en Las Vegas está claro. Y si compras entradas con antelación siempre que sea posible, evitarás además hacer cola y podrás exprimir las horas de diversión al máximo. Para empezar, reserva un taxi desde el aeropuerto hasta tu alojamiento y prepárate para darlo todo.

Después, echa un vistazo a las diferentes atracciones turísticas disponibles y decide cuáles te llaman más la atención. Si hablamos de espectáculos de primer nivel, hay que mencionar el Cirque du Soleil: siempre es todo un éxito. Los nuevos espectáculos rotan continuamente, así que tendrás opciones de sobra para elegir. Quizá tengas suerte y coincida que alguno de tus artistas favoritos de hoy y de ayer o algún grupo tributo esté sobre el escenario haciendo doblete nocturno o sesiones durante varias semanas.

Si crees que no vas a tener tiempo de disfrutar de un espectáculo entero, prueba alguna actividad diferente. Por ejemplo, puedes lanzar hachas o romper cosas por diversión en una Wreck Room. Fuera tensión.

Date un chapuzón en la piscina

Stadium Swim, The Wynn, Las Vegas

Stadium Swim, The Wynn, Las Vegas

Hay tantas piscinas en Las Vegas que es imposible elegir la mejor. Si viajas sin peques, el nuevo Circa Resort & Casino ofrece la experiencia Stadium Swim, exclusiva para adultos, junto a la piscina y al aire libre. Además, cuenta con una pantalla gigante, ideal para ver eventos deportivos.

Si quieres hacer apuestas junto a la piscina, el The Wynn Las Vegas ofrece un buen servicio completo, además de la posibilidad de reservar una lujosa cabaña. Algunas piscinas cierran durante el invierno, pero siempre podrás encontrar piscinas climatizadas al aire libre y varias piscinas cubiertas más pequeñas. Algunos hoteles ofrecen tarifas diarias, por lo que no es necesario ser huésped para darse un baño.

Baila toda la noche

Tao, The Venetian Resort, Las Vegas

Tao, The Venetian Resort, Las Vegas

Los DJ se han convertido en un gran atractivo en Las Vegas. Lugares como Hakkasan atraen a superestrellas de la música electrónica como Tiesto y Calvin Harris. Este tipo de eventos, que no arrancan hasta bien entrada la medianoche, pueden ser caros. Pero ofrecen una experiencia verdaderamente única. Una opción más pequeña y destacable es el club nocturno Tao, dentro del The Venetian Resort Las Vegas. Te sentirás como en una rave dentro de un lujoso templo budista repleto de pétalos de flores. Si te alojas en el The Venetian, vale la pena preguntarle al conserje si te puede incluir en la lista de invitados.

Si no puedes comprar entradas por adelantado para disfrutar de una experiencia completa en un club, pregúntale al conserje de tu hotel a qué discotecas se puede acceder fácilmente con poca antelación. Verás que los conserjes de Las Vegas tienen mucha información privilegiada y útil.

Mímate

Vdara Hotel & Spa at ARIA, Las Vegas

Vdara Hotel & Spa at ARIA, Las Vegas

No te sorprendas si miras el reloj y te das cuenta de que son las cuatro de la mañana. Es posible que no duermas mucho durante tus 48 horas en Las Vegas, pero si reservas un poco de tiempo para ir a un spa, aguantarás mejor el tipo.

El Vdara Hotel & Spa del ARIA Las Vegas está ubicado en el centro y no dispone de casino, pero ofrece un spa elegante y relajante donde podrás recuperarte de tanta sobrecarga sensorial. Disfruta de una sesión detox con una envoltura corporal de minerales marinos curativos o de una mascarilla de arcilla y gemas. O simplemente recarga las pilas con un masaje y una manicura y pedicura antes de volver a la acción.

Ponte las botas comiendo

Restaurante Buffet, Bellagio, Las Vegas

Restaurante Buffet, Bellagio, Las Vegas

No es obligatorio comer hasta no poder más durante un viaje a Las Vegas, pero es muy difícil no hacerlo: hay buffets libres que son toda una leyenda. Existen opciones más caras, como el lujoso Buffet del Bellagio. Otra de las mejores opciones gourmet es el The Buffet at Wynn, con 15 estaciones de cocina en vivo. Incluso tiene un puesto de latkes, con ingredientes como salmón ahumado o carne Wagyu para los fans de las patatas fritas (es decir, para casi todo el mundo).

Si pierdes más de lo que esperabas en la mesa de blackjack, en Las Vegas también encontrarás buffets sorprendentemente baratos y buenos. Y si tienes ganas de celebrar algo, prueba un brunch diferente, como el Drag Brunch de Señor Frog’s.

Contempla el Strip desde arriba

High Roller, Las Vegas

High Roller, Las Vegas

Activa tu pulsera de fitness y asegúrate de registrar los pasos mientras caminas por el Strip, que tiene más de seis kilómetros de largo. Para descansar las piernas y disfrutar del paisaje, prueba con otra perspectiva. Puedes dar un paseo nocturno en helicóptero o subirte a la High Roller Desde lo alto, hay unas vistas impresionantes a este oasis de neón en medio del desierto. Las cabinas de la noria no se parecen a las de los parques de atracciones. Son cómodas y tienen aire acondicionado. Algunas incluso tienen servicio de camarero.

Tras 48 horas, es hora de volver al aeropuerto. Es probable que no hayas hecho todo lo que querías durante tu estancia en Las Vegas, pero aún puedes echar unas monedas en las máquinas mientras esperas la salida de tu vuelo. Y, así, te habrás ganado una buena y larga siesta en el vuelo de camino a casa.

Hazlo realidad

  • El vuelo directo al aeropuerto internacional McCarran dura 1 hora desde Los Ángeles, 2 horas desde Seattle y unas 5 horas desde Nueva York

  • Puedes reservar un taxi desde el aeropuerto con antelación para llegar rápidamente a la ciudad

  • Lleva calzado muy cómodo: vas a caminar un montón

Hemos elegido estos artículos para ti

Las mejores ciudades de EE. UU. para tomar café

Ciudades para visitar si eres amante del café.

Las Vegas más allá de los casinos

En la Sin City no solo hay casinos y luces de neón: ¡déjate sorprender!

5 parques perfectos para ver estrellas en EE. UU.

Parques con muy poca o ninguna contaminación lumínica donde observar el cielo estrellado.

Cinco destinos para un babymoon inolvidable

Aprovecha al máximo la tranquilidad en estos remansos de paz.

48 horas en Tokio, viajes con quien viajes

El itinerario ideal para una visita de dos días, tanto si viajas en solitario como si no.

Los mejores enclaves naturales de Croacia

Islas de ensueño, cascadas majestuosas... Los paisajes de Croacia te cautivarán.

Hay mucho más por descubrir